Remedios caseros para la gripe y la tos

Regularmente Durante el otoño y el invierno la gripe es una de las enfermedades que más frecuentemente se da tanto entre adultos como entre niños. sabemos lo incomodo que es padecer esta breve enfermedad. En la gran mayoría de los casos es una enfermedad de carácter leve, que se cura pasados unos días sin necesidad de tratamiento médico. Existen una serie de remedios caseros para la gripe que resultan de gran ayuda para minimizar los síntomas y hacer la enfermedad más llevadera.

Hay quienes señalan que la gripe es culpa del frío, pero nada más lejos de la realidad. La gripe, del mismo modo que el resfriado, es una enfermedad infecciosa de origen viral, en la que el virus ingresa en el organismo a través del contagio. Pues bien, dicho contagio se puede dar en cualquier época del año, aunque en otoño e invierno es más probable debido al descenso de la humedad absoluta, tal y como señalan los expertos.

Gripe y tos

La gripe se define como una infección respiratoria causada por una infección viral. El virus responsable de la enfermedad se transmite a través del aire e ingresa en el organismo mediante la boca o la nariz. Se trata de uno de los trastornos más comunes, tanto entre adultos como entre niños. A pesar de que en la gran mayoría de los casos es de carácter leve, en determinados grupos de población puede resultar mortal: bebés recién nacidos, ancianos y personas con enfermedades crónicas.

Esta es una enfermedad relativamente sencilla de diagnosticar ya que los síntomas son muy notorios: malestar general, dolor muscular, escalofríos, tos aguda, temperatura corporal elevada y dolor tanto de cabeza como de garganta.

Té de miel y limón

Este es uno de los mejores remedios caseros que existen para combatir los síntomas propios de la gripe y acelerar el proceso de curación. La infusión de miel y limón ayuda a descongestionar la nariz, mejorando así la respiración. Además, el limón es una fruta con un alto contenido en vitamina C , la cual fortalece el sistema inmune.

La preparación es muy sencilla. Se pone agua a hervir en una cacerola y, cuando llegue a su punto de ebullición, se añade la miel y el zumo de un limón. Se deja cocinar unos minutos, se retira y se cuela. Luego, se toma mientras todavía esté caliente para que la vitamina C no se pierda.

Este té se puede tomar entre dos y tres veces al día durante el proceso gripal.

Té de jengibre

Otro de los ingredientes naturales que mejor funcionan para combatir la gripe es el jengibre gracias a sus propiedades analgésicas, antipiréticas y anti bacterianas. Ayuda a minimizar los indicios de la gripe, tales como el malestar general o el resfriado.

Para preparar esta infusión se necesitan los siguientes ingredientes: 1 cucharada de jengibre fresco, 1 cucharada de miel y 1 cucharada de zumo de limón. Sólo hay que añadir el jengibre fresco a una taza de agua hirviendo. Luego, se deja reposar entre cinco y diez minutos, se cuela y se añaden la miel y el limón.

Etiquetas:, ,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Joey Gallo Womens Jersey